Share

General information

Information in local language
Aplec del Caragol

En la actualidad, el Aplec del Cargol es una gran fiesta conocida en todo el Estado y en Europa, hermanada con otras fiestas y abierta a todo aquel que tenga ganas de pasarlo bien, conocer nuestra gastronomía, nuestra ciudad y, cómo no, a los leridanos.

El Encuentro del Caracol de Lleida es una fiesta gastronómica organizada alrededor de la cocina del caracol que se celebra en la ciudad de Lleida a finales de mayo.
Ttiene sus orígenes en 1980, en una primera caracolada celebrada por un grupo de amigos cerca del río Segre.

Las comidas del Encuentro tienen como principal ingrediente el caracol, es por eso que su consumo se dispara de forma espectacular durante el mes de mayo. Del resto de la península, norteña de África, de Sudamérica… de todas partes llegan caracoles a Lleida para satisfacer a peñistas y visitantes.

Dentro del recinto de la fiesta hay una zona de degustación abierta al público en general que, a precios populares, ofrece varios tipos de caracoles.

Si hay una cosa que llama la atención de esta gran fiesta gastronómica son sus cifras: 12 toneladas de caracoles. Esta es la cantidad de gasterópodos que se consumen en los tres días que dura la fiesta. Un auténtico banquete. 12 toneladas de caracoles

El caracol es un símbolo ancestral de la cocina tradicional de Lleida. Rodeados de huerta y fruteros, los leridanos han convertido al caracol en protagonista absoluto de la mesa. Por esto, lejos de estar un poco en desuso o reservado a los turistas, es un plato habitual de las cartas de los restaurantes de la ciudad y está entrando con fuerza como elemento indispensable en la cocina de autor y en las nuevas tendencias gastronómicas.

El caracol se cocina de múltiples formas: a la gormanda, en cazuela… pero la más popular, sin duda, es a la “lata”, una plancha metálica plana con asas. Los caracoles ayunados se colocan sobre la lata uno por uno y boca arriba y la lata sobre las brasas.

Más de 12.000 peñistas y 250.000 visitantes participan activamente en el Encuentro. Principalmente leridanos, en los últimos años se ha incrementado el número de peñistas venidos otras ciudades e incluso de otros países que, invitados por amigos o atraídos por la proyección de la fiesta, visten ya de forma habitual el uniforme de su pandilla.

La Federación de Peñas del Encuentro del Caracol (entidad organizadora de la fiesta) se compone de más de un centenar de peñas. De todas las edades, clases sociales… las peñas son el núcleo social y el alma de la fiesta.

La vitalidad de las peñass es patente el domingo por la mañana, durante el pasacalle que recorre la ciudad. Un estallido de color y música en el cual se pueden admirar los vistosos vestidos y el desfile de penons con la Sede Vieja al fondo.

Constituidas por grupos de amigos, familias o compañeros de trabajo; y bajo nombres de lo más curiosos, las peñas reúnen gente de todas las edades. Distribuidas en parcelas a lo largo de Camps Elisis, recinto en el cual se celebra el Encuentro, disfrutan de tres días de fiesta, gastronomía y actividades, en un ambiente que seduce por su amabilidad y hospitalidad.

El Encuentro empieza el viernes por la tarde y se prolonga durante el sábado y el domingo. Verbenas, conciertos, música, castellers, concursos… una infinidad de actividades para todos los gustos.
Una vez cocinados, los caracoles se extraen de la cáscara con un punzón de madera, algo más largo que los habituales mondadientes, y se mojan al allioli –una salsa hecha a mano con el mortero con aceite y ajo– junto con la vinagreta, son las salsas más populares.

Alrededor de la gastronomía, el Encuentro disfruta de un extenso programa de actividades: los espectáculos, la música de las charangas, las verbenas, las exhibiciones de d

anza y castellers, divertidos concursos… todo de carácter gratuito y abierto al público en general.
En varios escenarios y de forma simultánea, el Encuentro es, durante todo el fin de semana, una fiesta trepidante y muy divertida. 

The Aplec festival welcomes everyone interested in having a good time and getting to know the gastronomy of Lleida. One thing that really stands out about this major gastronomy festival are the figures: 12 tonnes of escargots. That’s the amazing quantity of gastropods that will be consumed during the three-day Festival.

The main ingredient of the meals served during the Festival is the escargot, which is why snail consumption skyrockets in May. Escargots are shipped to Lleida from the rest of Spain, North Africa and South America to the delight of the Lleida escargot lovers and visitors to the city. On the Festival grounds there is an area set aside for the general public to taste dishes made with different kinds of snails at reasonable prices.

The Escargot Festival begins on Friday afternoon and lasts until Sunday. There is something for everyone, including outdoor evening celebrations, concerts, music, “castells” (human towers), competitions and much more. Besides gastronomy, the Snail Festival offers an extensive programme of free activities open to one and all: performances, charanga music, outdoor evening celebrations, exhibitions of dances and castell human towers, and entertaining competitions. A number of events take place at the same time in different parts of the city, which means there is always something fun and exciting happening during the Snail Festival weekend.

Come to Lleida. Besides the Snail Festival, there are hundreds of other exciting things to do. Impressive monuments such as Seu Vella Cathedral, the Templar castle of Gardeny, La Panera Art Centre, Roda Roda Automobile Museum and the Water Museum; the May festival, the Moors and Christians Festival and the International Puppet Festival; Senglar Rock Music Festival, the International Jazz Festival and the opera season at the Auditorium; the Latin American Film Festival and the Animac International Animated Film Festival; the BTT Bicycle Centre; the gastronomy and culture of Lleida; and the longest pedestrian shopping street in Europe.